Hotel Montebelo Vista Alegre (Ílhavo)

Uno de los hoteles más originales de la península ibérica, paraíso para los amantes de la decoración y la gastronomía se encuentra en Ílhavo, en la ría de Aveiro.

Un lugar donde el lujo se refleja en los detalles, sutiles, y en una tradición industrial que llevó el diseño portugués por todos los continentes y hoy se pone en valor desde los ingredientes al producto final. Un hotel que no solo es un hotel, sino que es un destino en sí mismo, perfecto para un fin de semana de relax, cultura y paisajes diferentes.

Te cuento por qué el Montebelo Vista Alegre se ha convertido en uno de mis hoteles más recomendados en el centro de Portugal:

A un tiro de piedra de Aveiro (tan solo 7 kilómetros) y de la playa de Costa Nova (la de las casas de colores) se encuentra uno de los hoteles que mejor han entendido el concepto de lujo moderno y que más me han gustado en los últimos 5 años.

Fundado sobre los cimientos de una de las marcas de diseño más reconocidas de Portugal: la porcelana Vista Alegre, alojarse en este hotel es un continuo viaje entre el pasado más evocador y la actualidad más puntera. Pero, como te decía no es un hotel al uso, ni siquiera un hotel de lujo «típico».

Montebelo hotel Ilhavo piscina

1. Un lujo silencioso integrado en el espacio y en el tiempo

El hotel Vista Alegre es un hotel del siglo XXI (de hecho el hotel se fundó en el año 2015), construido en los terrenos de la antigua fábrica Vista Alegre, cuyo origen se remonta a la primera mitad del siglo XIX (y donde sigue estando la fábrica de Vista Alegre). Esto hace que se combinen distintos ambientes, cada uno de ellos reflejo de un distinto concepto de lujo y a la vez magistralmente conectados.

¿Qué por qué digo esto? Pues en primer lugar porque el hotel cuenta con lo que una espera del lujo moderno: espacios abiertos y sencillos en lo aparente, alta tecnología que va desde las llaves sin contacto (y sin ranura) a televisiones integradas y una construcción integrada en el entorno pero con todos los servicios esperados (conserje, spa, piscina) y un ambiente discreto y sofisticado, muy atento a los detalles.

Y esto es lo que encontramos en el edificio principal (el Ala Nueva). Aquí (que es donde probablemente te alojes), todas las habitaciones son amplias y cómodas y con vistas, con una distribución prácticamente idéntica entre sí. Pero, al mismo tiempo, cada una cuenta la historia de una pieza de porcelana, de un diseño que forma parte de la historia de la fábrica de Vista Alegre.

 

decoración hotel cerámica Vista Alegre

decoración cerámica hotel 5 estrellas Aveiro

Desde los salones a los pasillos, de la vajilla del restaurante al interior de las habitaciones, cada planta es un paso en la evolución del diseño y el proceso de fabricación. En el primer piso, los moldes y las piezas que son la base del diseño. En el segundo, las piezas como recién nacidas en un blanco impoluto toman su lugar, esperando la inspiración del artista. Y en el tercero, las piezas ya decoradas se hacen hueco haciendo cada rincón diferente y cada puerta la guardiana de un pequeño tesoro.

A ver si descubres en qué planta me alojé yo (pistas en las fotos, guiño guiño).

habitación hotel vista alegre Aveiro Ilhavo
Pero, como te contaba, este espacio no es UN solo espacio. Y este lujo no solo es UN lujo. Si tienes la posibilidad de visitarlo (ya no digamos de alojarte allí), cruzando por una impresionante escalera en espiral, se accede al Palacio de Vista Alegre, la antigua residencia de los fundadores de la marca, que hoy ofrece diez habitaciones (cada una de ellas con una exquisita decoración propia del edificio centenario en el que se encuentran), entre las que está una suite con acceso privado a la capilla (sí, el Monumento Nacional del que te hablo más abajo) a través de un balcón único.

 

acceso edificio original

comedor presidencial hotel Vista Alegre Ilhavo

¿La única pega? Hay que acceder por escaleras (no son accesibles, como no lo es casi ningún edificio que se haya mantenido casi intacto en los últimos 100 años). Pero es que incluso las escaleras son es-pec-ta-cu-la-res.

Y hay un tercer espacio, mezcla de la modernidad y la tradición, con 13 habitaciones decoradas cada una con un tema diferente, en la que fue la residencia del primer pintor de Vista Alegre (Victor Rousseau), el Palacio de los Mestros Pintores.

* Nota: Acaban de construir una nueva ampliación en lo que eran antes las casas de los trabajadores y que incluye habitaciones para familias y apartamentos en cuatro zonas contiguas a estos espacios de los que te he hablado antes.

2. Pensado para disfrutar por fuera y por dentro

Hay hoteles en los que se duerme (y poco más) y hoteles de los que casi no saldrías. Este no es de los primeros, pero tampoco aspira a ser de los segundos.

Que sí, que es un hotel con vistas al río Boco (afluente de la ría de Aveiro), con piscina exterior e interior, terrazas en las que morenearte tranquilamente o tomarte un gin tonic y un SPA bien equipado en el que relajarte y desconectar del mundanal ruido. Pero a esto se le añade una ubicación fantástica para acercarte a las playas de Costa Nova o Barra, por ejemplo, o para salir a navegar y descubrir los secretos de la ría.

relax en la piscina

bacalhay a bras vista alegre

Y sí, también cuenta con un restaurante magnífico (ahora mismo restringido a huéspedes) con un producto 100% local (el bacalhau à brás de la foto está incluso más bueno de lo que se ve y eso que parece difícil). Pero comer aquí no se limita a saborear, sino a redescubrir los sabores de la gastronomía de la región centro de Portugal (anguilas, ovos moles, queso Serra da Estrela son solo algunos ingredientes). Y, ya de paso, a conocer las magníficas cuberterías y vajillas de la fábrica, que son las empleadas aquí (llegando a presentar algunas en exclusiva).

3. Vista Alegre, un destino en sí mismo

Ya te he dado algunas pinceladas y seguro que ya has deducido que hay mucho más que ver en Vista Alegre, además del hotel. Pues has deducido bien, porque el complejo en el que se encuentra el hotel no se limita al hotel, sino que con solo poner un pie afuera y dar poco más de 20 pasos (no los conté, lo reconozco) te vas a encontrar con 2 monumentos nacionales, un museo, un teatro, una de las tiendas que más turistas atraen a todo el norte de Portugal y un montón de actividades para los peques de la casa.

Vamos, que hay muchas cosas que ver en el lugar de Vista Alegre sin tener que coger el coche. Por ejemplo, uno que parece evidente y que sin duda no te puedes perder es la Fábrica – Museu Vista Alegre. ¿Qué por qué? Pues porque es una de las colecciones de porcelana más completas del mundo y porque no sólo hace un repaso por la historia de la porcelana y la decoración de la mano de una de las marcas más reconocidas a nivel internacional, sino que muestra los distintos pasos del proceso de creación (tanto desde el punto de vista creativo como desde el punto de vista productivo). Pero además porque te digo que de entre las más de 30.000 piezas vas a encontrar algo que te va a traer recuerdos del pasado (bonitos espero) y algo que te va a sorprender. Y si no lo encuentras me lo dices en comentarios, porque no conozco a nadie (aún) que no le haya pasado.

 

Museo Vista Alegre - entrada

Detalle porcelana Vista Alegre

Además, es un museo pensado también para los niños: tienen un juego de pistas, talleres especiales (bajo reserva) y visitas guiadas para hacer en familia (la visita guiada de adultos es muy buena, por cierto). Pero además tienen cosas muy chulas sobre la historia de la fábrica que seguro no han visto antes, como los antiguos hornos de carbón y madera (a los que se puede entrar, por cierto) o las placas de identificación de trabajadores o uno de los camiones de bomberos más antiguos del país. También podrán ver cómo se pintan las piezas manualmente (no siempre se puede ver, depende de los turnos de la fábrica y de las restricciones sanitarias).

visitas infantiles museo Vista Alegre Aveiro

Otro lugar imprescindible es la Capilla de Vista Alegre o de Nossa Senhora da Penha de França (Nuestra Señora de la Peña de Francia), del siglo XVII. La capilla es un monumento nacional portugués y además contiene otro monumento nacional dentro, así que es imprescindible por partida doble (por lo menos) pero aunque no lo fuese, no te puedes perder sus azulejos pintados por Gabriel del Barco o los frescos de las cúpulas y, sin duda, la Capela-Mor, con el túmulo del obispo Manuel de Moura Manuel y sus leyendas de hijas secretas y escultores endemoniados (la realizó el francés Claude Laprade pero las leyendas ahí están.)

exterior capilla Vista Alegre Nuestra Señora de la Peña de FranciaCapilla Vista Alegre Nossa Senhora Pneha de França

La Capilla solo se puede visitar con visita guiada (hay unos horarios fijos en los que la abren para visitas). Te dan toda la información y la entrada conjunta en el Museo (también puedes comprar la entrada a la capilla por separado.)

Además, merece la pena pasear por las calles empedradas del barrio obrero, con sus casas de blanco y amarillo en donde todavía viven algunas familias de la fábrica. En estas casas encontrarás dos tiendas: por un lado el Outlet y no-outlet de Vista Alegre (entre la capilla y el museo) y por el otro la tienda de Bordalo Pinheiro. Yo llevaba años oyendo hablar de ellas y de verdad que no decepcionan.

tienda outlet Vista Alegre Ilhavo

Truco: Si te gusta la decoración, la porcelana y/o estás hecho un artista… puedes reservar talleres artísticos (para pintar, porcelana por ejemplo) para niños pero también para grupos de adultos. Aunque la mayoría de los que se apuntan suelen ser familias, también tienen actividades para los de nuestra edad y parece que te lo pasas genial Los talleres los hacen en la antigua guardería para los hijos de los trabajadores de la fábrica.

Truco 2: En el recinto también hay un Teatro, que también pertenecía a la ciudad de la fábrica (junto con una estación de bomberos, el campo de deportes y otras muchas instalaciones que hoy no sólo sirven a la fábrica). Hoy en día este teatro es un Laboratorio Artístico (en la programación cultural del municipio www.23millas.pt lo encontrareis como Laboratório das Artes) en colaboración con la Universidad de Aveiro y la Fábrica Vista Alegre. Programan obras de teatro de tipo experimental pero también obras clásicas y contemporáneas.

Y no, para ninguna de las cosas que te cuento aquí vas a necesitar alojarte en el hotel, aunque deberías saber que aquí también hay truco: las personas alojadas suelen recibir un Voucher para entrar en el museo y un descuento para las tiendas de Vista Alegre y Bordalo Pinheiro (pueden aplicar condiciones especiales o modificarse esto con el tiempo, pero a nosotros nos las dieron y espero que siga así porque es un detalle muy top!).

4. perfecto para Explorar la ría de aveiro

Hay mucho que ver en Aveiro y en sus alrededores: murales de street art, gastronomía, tradiciones únicas, naturaleza casi salvaje y un mar increíble. Y todo esto está a un paso del hotel. Te cuento mis favoritos en la zona y que creo que no te puedes perder:

  • Ílhavo, su museo del bacalao y las playas de la Costa Nova, entre otras. Si el hotel y su entorno es un destino turístico en sí mismo, en ílhavo encontrarás algunos im-pres-cin-dibles de la ría, como el Museo del Bacalhau y la Costa Nova.
  • Aveiro y sus famosos canales, el art-nouveau y los ovos moles, siempre merecen una visita nueva. Si crees que te necesitas más excusas aquí te cuento algunas más.
  • La ría de Aveiro y su naturaleza única, que puedes disfrutar en el espacio natural de las Dunas de Sao Jacinto, por mar con las rutas en barco solar de Sterna o en bici por los senderos de la BioRia de Estarreja.
  • El Street Art de Águeda (al que puedes llegar en un tren histórico, el del Vouga) y de Estarreja y sus festivales de arte urbana (muy top!)
  • Las Montanhas Mágicas y todos los secretos del interior del centro de Portugal, destino perfecto para los amantes de la naturaleza y el turismo activo, pero también para los foodies y los amantes del relax.

Vamos que si no te parece suficiente con todo lo que encontrarás en el hotel, estarás muy bien comunicada para explorar y disfrutar de las maravillas del centro de Portugal.

CaracterísticasVista Alegre Ílhavo
TipoHotel – SPA
AmbienteInternacional
UbicaciónEntorno único – antigua fábrica
DecoraciónModerna | Cada habitación diferente (distintos espacios)
Restaurante | DesayunoSi – Portuguesa e Internacional | Sí – Buffet
AparcamientoSí (gratis)
Cerca deA pie: Museos, iglesias, actividades, tiendas

Dónde: Lugar da Vista Alegre, 3830-292 Ílhavo, Portugal (Fábrica y Museo de Vista Alegre)